¿Qué países son los más eficientes en el uso de la energía?

El Reino Unido y los países de Europa occidental son los que mejor se comportan en eficiencia energética mientras que Canadá y Estados Unidos son los peores alumnos, según una clasificación publicada por el Consejo Estadounidense para una Economía de Eficiencia Energética (ACEEE).

Para realizar el análisis, del que informa el Centro de Eficiencia Energética Canario Inerxia, ACEEE tiene en cuenta la cantidad de energía consumida por grandes economías (incluida la UE en su conjunto) en relación a 27 parámetros, que incluyen criterios como el PIB o la población.

Los países analizados son: Reino Unido, Alemania, Italia, Francia, UE (en conjunto), Rusia, Japón, China, Australia, Estados Unidos, Canadá y Brasil.

Reino Unido se sitúa en primera posición en lo que se refiere a la cantidad de energía consumida. Los británicos se distinguen particularmente por la eficacia energética aplicada a su industria, mientras que China es la primera en eficiencia energética de edificios.

Al Reino Unido le siguen Alemania, Japón e Italia. Aparecen a  continuación Francia, la Unión Europea, Australia y China. En el otro extremo, al final de la clasificación se encuentran Estados Unidos, Brasil, Canadá y Rusia.

En lo referido al transporte, de nuevo los chinos, los italianos, los alemanes y los británicos comparten el primer puesto.

Alemania es la primera en “el esfuerzo nacional” en eficacia energética, una noción que agrupa cuestiones como la legislación fiscal, la calidad de la investigación o el presupuesto de gastos públicos dirigidos a este fin, etc.

En cuanto a Estados Unidos, el informe destaca la gran ineficiencia energética de la primera economía mundial, que se traduce en un “enorme gasto de energía, de recursos y de dinero”.  Mientras que el resto del mundo invierte para mejorar su eficiencia energética, la ACEEE se pregunta “cómo Estados Unidos podrá enfrentar el desafío de la competencia mundial si continúa malgastando el dinero y la energía que otros países ahorran y reinvierten”.

“Nuestros resultados muestran que incluso cuando hay países que lo están haciendo mejor que otros, todavía queda un amplio margen de mejora en cada uno de ellos”, indican los autores del informe.