¿Por qué la industria de procesos necesita el Internet Industrial de las Cosas?

Vivimos en una era de tecnología avanzada. Son sorprendentes los avances tecnológicos, que se han convertido en algo común. Las computadoras son tan pequeñas y asequibles que las empresas las utilizan para convertir objetos cotidianos en herramientas "inteligentes". Las bombillas y los termostatos que se pueden programar desde su teléfono inteligente, por ejemplo.

La ficción se ha convertido en realidad hasta el punto en que este tipo de tecnología tiene un nombre: Internet de las cosas (en inglés: Internet of Things -IoT). En términos generales, IoT se refiere a millones de dispositivos que recopilan y envían datos automáticamente a través de Internet. En el ámbito del consumidor, IoT es más evidente en productos innovadores ("inteligentes") como dispositivos fácilmente disponibles que rastrean nuestra actividad, supervisan nuestros hogares, nos permiten operar dispositivos desde ubicaciones remotas y más.

Sin embargo, para los profesionales de la industria de procesos, este nivel de conveniencia y perspicacia parece desaparecer cuando llegan al trabajo. Después de revisar sus teléfonos por última vez para asegurarse de que cerraron la puerta de su casa, y usar el teléfono para cerrarla de forma remota si no lo hicieron, pasan las próximas horas supervisando personalmente los sistemas y procesos para evitar problemas de mantenimiento y fallas catastróficas. Pero un cambio importante para mejor lo anterior está en el horizonte.

IIoT: centro cerebral para las operaciones

A punto de implementarse ampliamente, la Industrial IoT (IIoT) es una forma moderna de aumentar la productividad y mejorar la eficiencia operativa. Las empresas con visión de futuro pronto podrán usar computadoras pequeñas, sensores y redes inalámbricas para recopilar, analizar y compartir datos en todas sus instalaciones usando prácticamente cualquier dispositivo conectado, como una PC, teléfono inteligente o tableta. Las sólidas capacidades analíticas brindan monitoreo en tiempo real para el mantenimiento predictivo, así como también información operativa que se puede aplicar nuevamente a la fábrica para optimizar los procesos.

Bienvenido a Industria 4.0

Las revoluciones industriales no son nada nuevo; ha habido varios a lo largo de la historia. Cada una fue marcada por la adopción de una nueva forma de hacer las cosas, seguido de un aumento en la productividad. Para los consumidores, cada una de estas revoluciones influyó en casi todos los aspectos de la vida cotidiana de alguna manera significativa. Para los fabricantes, con aumento de productividad. Sin embargo, desde que la Gran Recesión comenzó hace más de una década, el crecimiento de la productividad en algunos países ha sido de poco más del 1%. Muchos expertos creen que IIoT marcará el comienzo de la próxima revolución industrial. Es por eso que muchos lo llaman "Industria 4.0". El aumento de productividad de Industria 4.0 vendrá de:

  • Operaciones conectadas y transparentes
  • Eliminado el tiempo de inactividad no planificado
  • Eficiencia operacional dramáticamente mejorada
  • Aumento de la seguridad y la conciencia ambiental

Hay muchas facetas en un proceso industrial, y la IIoT tiene un impacto positivo en cada una. La combinación de factores hará que sea más fácil:

  • Diagnosticar problemas de eficiencia
  • Encontrar cuellos de botella
  • Identificar los métodos operativos óptimos para cada aplicación específica
  • Soportar el tiempo de inactividad no planificado